Deseo, luego existo

 

El deseo propone y el placer dispone.

Deseo, luego existo es una serie de collages  (técnica mixta: acrílico, dibujo sobre madera MDF y collage digital) que reflexiona, mediante el sarcasmo y la descontextualización, sobre la construcción del deseo y la identidad. Suele creerse que las representaciones eróticas son un espejo natural del instinto sexual. Sin embargo, estas estructuras simbólicas determinan un tipo de relaciones entre los sujetos que nada tiene de «natural». De hecho, el deseo humano es por definición, no natural. Es el fantasma y el señuelo que nos ata al vestigio del otro.

En el plano del erotismo normativo, la representación es un dispositivo dinámico –síntesis de género, identidad, tendencia, estética corporal, clase social, cultura, tiempo y espacio– que opera en función de un ideal sexual basado en una asimetría del poder y la hostilidad ante lo inmanente. 

 

Serie de collages.

 

Deja una respuesta