“Delta de Venus”. Anaïs Nin, 1976

soul

Anaïs Nin · Arte digital, 2018 · “Soul” collection.

“…Yo estaba segura de que el anciano lo desconocía todo acerca de las beatitudes, éxtasis y deslumbradoras reverberaciones de los encuentros sexuales. Su mensaje fue suprimir la poesía. El sexo clínico, desprovisto de todo el calor del amor –la orquestación de los sentidos: tacto, oído, vista, gusto, y todos los acompañamientos eufóricos, la música de fondo, los humores, la atmósfera, las variaciones–, le obligaba a los afrodisiacos literarios (…)
>> Querido coleccionista: le odiamos. El sexo pierde todo su poder y su magia cuando se hace explícito, mecánico, exagerado; cuando se convierte en una obsesión maquinal. Se vuelve aburrido. Usted nos ha enseñado, mejor que nadie que yo conozca, cuán equivocado resulta no mezclarlo con la emoción, el hambre, el deseo, la conscupiscencia, las fantasías, los caprichos, los lazos personales y las relaciones más profundas, que cambian su color, sabor, ritmos e intensidades.
>> Usted no sabe lo que se está perdiendo a causa de su examen microscópico de la actividad sexual, que excluye los aspectos que constituyen el carburante que la inflama. Aspectos intelectuales, imaginativos, románticos y emocionales…”

Anaïs Nin.
Fragmento de Delta de Venus, 1976.

moon

Licenciada en Filosofía. Master en Historia del Arte. Artista gráfica. Cuentista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *